30 nov. 2011

Espectaculares fotografías: Liquids in Motion

¿Alguna vez os habéis parado a mirar como una gota caía sobre un recipiente con agua? Pues Corrie White se ha dedicado básicamente a eso, pero con mucho estilo y una cámara de fotos.



Con su Canon EOS 50D, su objetivo macro y usando leche, tintas, agua y luces de diferentes colores consigue capturar estos momentos, llegando a obtener impresionantes fotografías como las que hoy os enseño.




Y es que esta fotógrafa ha llevado este estilo hasta límites insospechados, consiguiendo capturar distintas formas como hongos, paraguas, e incluso formas humanas.







Sus fotografías han sido publicadas por muchos medios, entre ellos destaca la galería "BBC World Brazil".





Si queréis seguir disfrutando de ellas, aquí la galería completa.

Lo vi pasar por Google+.

Si te han gustado las fotos, puedes compartir esta entrada con los botones que aparecen debajo.

28 nov. 2011

Impresionante Stop Motion: Address is Approximate

Hoy os traigo otro stop motion, pero este me ha resultado especialmente impresionante.

La idea es muy sencilla, el típico muñeco inanimado que un día al acabar la jornada en la oficina comienza a moverse. Hasta aquí nada novedoso, pero lo grande de este vídeo es que el viaje que realiza el muñeco está hecho con capturas de Google Street View, que, al haber sido puestas una tras otra, permiten ver el recorrido en movimiento del coche de Google, como si fuera un vídeo.

El resultado es espectacular; como siempre, os recomiendo que lo pongáis en HD y subáis un poquito la música:



Lo vi por el Twitter de @frikjan .

Si te ha gustado el vídeo, puedes compartir la entrada con los botones que aparecen debajo.

18 nov. 2011

288 mil caramelos y mucha paciencia

Hoy viernes, para empezar bien el fin de semana, os traigo un stop motion (video montado fotograma a fotograma) que me paso Vallesin por Twitter al verlo pasar por Pixel y Dixel.

Se trata de un videoclip hecho a base de caramelos, concretamente a base de 288.000 caramelos (¿quién fue el aburrido que los contó?), para conseguir 2.460 fotogramas, gracias a un equipo de 30 personas que durante 1.357 horas de trabajo repartidas en 22 meses,  se dedicaron a este laborioso y paciente trabajo.

Os recomiendo como siempre, ponerlo a máxima resolución y disfrutad de la música y del vídeo.

Este es el resultado:



Y casi tan bueno como el video en sí, es el video del cómo se hizo, donde realmente se aprecia el trabajo y esfuerzo que dedicaron. Realmente os aconsejo verlo.

Como parte de esta técnica, tuvieron que fotografiar cada fotograma, y para cuadrarlo con la canción la cantante tuvo que saber exactamente que cara poner para encajar música y video con otra grabación que previamente habían tomado. No usan pantalla verde ni hay post proceso, todo el trabajo es manual. La verdad es que es admirable.




Seguro que la próxima vez que volvais a tomaros un caramelo no será lo mismo.

Espero que os haya gustado, pasad buen fin de semana.

16 nov. 2011

Trabajando en Helsinki (III)

Y por fin os traigo la última entrega de esta serie de artículos sobre el empleo en Finlandia. Como ya os dije en los anteriores, se trata de puesto de Ingeniero de Software en Helsinki, pero puede ser aplicable para otros.

Vamos al lío:

***********************************************
***********************************************

Las condiciones de empleo

En esto amigos, nos meten unos cuantos goles por la escuadra. Y es que todo está mucho mejor organizado que en otros países, aunque no es oro todo lo que reluce. Voy a intentar ir punto por punto destacando lo mejor y algunos detalles a tener en cuenta.

El salario:

Ya os dije en la segunda parte que no os iba a decir cuanto gano, pero eso no impide que os cuente como son aquí los sueldos. En comparación con España son altos, bastante más. No hay salario mínimo fijado por ley, todo depende del convenio acordado. En general, el sueldo medio ronda los 2.000€ al mes, en doce pagas, y dependiendo de la empresa, puede que haya extras o no.

Es cierto que la vida en Finlandia, y especialmente en la capital, es más cara, pero tampoco mucho más comparado con España (en cuanto a la vida diaria se refiere), con lo que en proporción, sales ganando al trabajar aquí.

El horario:

Aquí si que nos ganan pero bien. Mi jornada es de 37'5 horas semanales, es decir, 7'5 horas diarias durante cinco días, y cada día media hora para comer (quizás esto es un poco escaso), con lo que cada día trabajas 8 horas y te quedan bastante para pasar la tarde.

En mi empresa tengo la suerte (buena o mala) de que el horario no lo controlan a rajatabla y son bastante flexibles, ya que el trabajo va por tareas más que por horas que estás en la oficina. Esto es un arma de doble filo pues aunque hay veces que te quedas un poco menos, habrá otras veces en las que te tocará quedarte más tiempo si la tarea se te atasca y no se reconocerá como horas extra (a no ser que no sea algo puntual, claro).

Por otro lado, puedo entrar a la hora que quiera entre las 7 y las 10.30, por lo que si un día quiero salir antes, puedo entrar antes para ajustar las horas y viceversa, si tengo algo que hacer a primera hora, luego puedo recuperar las horas por la tarde. Además dan bastante facilidades si necesitas hacer cualquier cosa inesperada un día concreto. Esto depende mucho de la empresa, pero en general son muy flexibles.

Las vacaciones:

Todo parecen ventajas, ¿verdad? Pues con las vacaciones os voy a decepcionar. En los primeros años en la empresa (creo que en los dos primeros), te tocan de vacaciones 2 días por mes trabajado, es decir, 24 días al año, después pasa a ser 2'5 por mes, lo que equivale a 30 días. No está nada mal diréis. El problema viene que esas vacaciones no las puedes usar hasta que no completas el año fiscal que empieza en Abril. Es decir, si empiezas a finales de Marzo, no podrás coger vacaciones hasta Abril del año siguiente, ya que vas acumulando días cada mes, pero no los puedes usar hasta el año siguiente.

Con lo cual, esto es una tortura en el primer año, sobre todo si te pasa como a mí que comienzas en Marzo, tan sólo consigues acumular los dos días de Marzo para el resto del año hasta el siguiente Abril (tienes que trabajar al menos 14 días laborables para que te cuente el mes).

En cualquier caso, si te despiden entre medias, esos días que hayas acumulado te los tienen que pagar.

Por otro lado, en el año hay como tan sólo unos pocos días festivos, muchos menos que en España, y si caen en fin de semana, no los mueven como a un día laboral, con lo que habitual son semanas de cinco días y prácticamente no hay ningún puente.

La responsabilidad del trabajo es tuya:

Este es un detalle que me di cuenta el otro día hablando con otro de los españoles de por aquí. El jefe no está encima tuya, te van a pedir explicaciones si te retrasas, te van a pedir que vayas informando de los avances que hayas hecho en tu tarea. Pero la tarea es tuya, y el jefe no te va a presionar, es decir, no hay un intento de echar la bronca o generarte estrés por parte de la gerencia.

Esto creo que es un gran acierto y se debe, yo creo, a la mentalidad finlandesa basada en la confianza y la honestidad. Aquí nadie va a intentar mentir y escurrir el bulto, por supuesto que hay gente que trabaja más o trabaja menos, pero no hay una anarquía por no estar presionando al empleado. La gente es adulta y profesional.

Para mí funciona muy bien, pues no me veo excesivamente agobiado, más bien comprendido, pero tomo la responsabilidad de sacar las cosas adelante pues al final son mis tareas.

Otras cosas buenas:

Por ir cerrando y resumiendo:
  • La baja por paternidad son 3 semanas y la de maternidad unos 4 meses.
  • La cobertura sanitaria es gratuita a través de la cobertura de la seguridad social, aunque tiene cierto copago. Las empresas suelen tener seguro privado también.
  • El teletrabajo está permitido y es bastante cómodo para hacerlo de vez en cuando.
  • Los impuestos son proporcionales al sueldo, y no son tan elevados como algunos creen. A mí me quitan un 19%, depende del sueldo. Si te pasas de lo declarado al comienzo del año, te aplican el doble.
 Si se te ocurre cualquier pregunta, no dudes en dejarla en los comentarios.

Con esto doy por concluida la serie de artículos Trabajando en Helsinki:

***********************************************
***********************************************

2 nov. 2011

Trabajando en Helsinki (II)

Seguimos con la segunda parte de esta serie de entradas, en esta os cuento mi experiencia con las entrevistas de trabajo.

***********************************************
***********************************************

Mis entrevistas de trabajo

Como ya comenté en la primera parte, sólo tuve unas pocas, unas cinco si no recuerdo mal, pero de todas ellas aprendí mucho, ya que fueron mis primeras entrevistas para entrar al mercado laboral.

La primera de todas estaba condenada al fracaso antes de empezar, pero yo no lo sabía. Cuando estaba buscando curro, comencé buscando una beca de prácticas en alguna empresa, pues entendía por la forma de trabajar en España que intentar acceder a un puesto de ingeniero sin experiencia previa sería un error.

Sin embargo, aquí las becas (internship) son algo distinto. Son becas académicas, ya que en la mayoría de las universidades de aquí es obligatorio hacer prácticas (uno 6 créditos ECTS) para poder obtener el título. Estas prácticas no son remuneradas por parte de la empresa, es la universidad la que da un pequeño sueldo al alumno (en algunos casos).

Esta información yo no la sabía, por lo que en la primera entrevista, en una cafetería por cierto, lo primero que me dijeron fue que si sabía que en Finlandia no me iban a pagar nada. Le dije que no, obviamente, que yo buscaba un trabajo con salario, por lo que no hubo nada más que hacer allí. Por lo menos me invitó al café. A partir de ahí comencé a buscar puestos de ingeniero/desarrollador.


La segunda entrevista fue en una universidad, tenían un proyecto de investigación y estaban buscando a un informático para implementar una web que mostrara los resultados. Esta entrevista fue bastante curiosa porque me entrevistaron tres a la vez: el que sería mi jefe, otra que creo que sería la coordinadora y una psicóloga de recursos humanos.

Fue curiosa porque se veía claramente los roles que tenían cada uno, el jefe era el que preguntaba cosas más técnicas y relacionadas con el proyecto, la coordinadora sólo me preguntaba por cosas negativas, como cosas que no conocía o los motivos de mi falta de experiencia, y la psicologa tan sólo escuchaba.

Por otro lado, cuando llegamos al asunto del dinero, donde te preguntan cuanto crees que debemos pagarte, no te dan ningún tipo de orientación, ni en las ofertas suele aparecer el salario, con lo que yo calculé el español y fue el que dije, con lo que se quedaron bastante desconcertados por ser demasiado bajo. Por lo tanto, es importante conocer cuanto se paga de media en el país antes de la entrevista (no voy a deciros cuanto gano, lo podeis encontrar por Google ;-) )

La tercera y cuarta entrevista tuvieron también su peculiaridad, y es que cuando me contestaron al correo de presentación, lo hicieron en perfecto español. Ante esto me quedé un poco sorprendido, pero en cualquier caso acudí a la entrevista.

Resulta que el hombre que me quería contratar había estado viviendo un tiempo en España ya que había hecho Erasmus allí, y aunque era finlandés, conocía bastante el idioma. Me quiso hacer un cuestionario técnico sobre diferentes aspectos, y la situación fue bastante graciosa, porque o bien el no sabía decirlo en español o no me entendía cuando le hablaba en castellano, con lo cual la entrevista la hice mezclando ambos idiomas con el fin de que él me entendiera.

A pesar de esa cómica situación, la entrevista fue bastante bien y me volvieron a llamar para tener la entrevista con recursos humanos. Y aquí fue una de las entrevistas más chorras que me han hecho. Me preguntaron cosas como:
  •  "¿Qué te disgustaría de nuestra empresa?"
  • "¿Te has enfadado alguna vez?"
  • "¿Y qué haces cuando te enfadas?"

Vamos, yo no soy experto en el tema, pero hacer una carrera para esto... No sé que esperan de ese tipo de preguntas, la verdad.

En cualquier caso, fue bastante bien, pero finalmente encontraron a alguien con más experiencia.

Y la última y definitiva también tuvo bastante miga, aunque salí muy bien del paso. Resulta que en mi currículo tengo puesto que quedé en segundo puesto en el concurso de programación de mi escuela ( como parte del Pascal Team. Un saludo, que me estarán leyendo :-P ), cosa que es cierta, pero en ese tipo de concursos, si no has practicado intensamente antes de ellos, por muchos conocimientos que tengas, si te ponen un ejercicio delante sin haberte preparado es complicado sacarlo.

Pues en esta entrevista, después de hablar sobre el proyecto y hacerme las típicas preguntas sobre los estudios y demás, me dijeron:

"Bueno, pues como vemos en tu currículo que has hecho un concurso de programación, tenemos el siguiente problema a ver si lo puedes resolver. Usa este PC y te dejamos una hora para intentarlo"
 Lo que ellos no sabían es que yo me había estado entrenando a machete durante todo el invierno para la entrevista con Google, que ya os conté aquí, con lo cual no supuso un reto demasiado elevado.

Les saqué dos soluciones distintas en 40 minutos (una óptima en cuanto a la solución pero demasiada complejidad algorítmica (lenta), y una más rápida pero no siempre efectiva).

Esto luego me lo ha contado un compañero del trabajo: resulta que este problema venía de un concurso de programación que una compañera de la oficina de Estocolmo había participado, por lo visto había tenido lugar esta competición y la chica había ganado algún tipo de premio que le entregaron en un evento con toda le empresa que tuvo lugar en Suecia. Mi jefe por algún motivo cogió este problema y entre los compañeros de la oficina de Helsinki habían intentado solucionarlo, pero no habían conseguido sacarlo. Por lo que, según mi compañero, se quedaron alucinados cuando les di dos soluciones en tan poco tiempo.

En cualquier caso, yo salí con la sensación de haber hecho bien las cosas. Y así fue, me llamaron al poco tiempo y allí sigo trabajando.

En conclusión:
  •  Las prácticas en Helsinki (e imagino que en toda Finlandia) no son remuneradas.
  • Es importante conocer cuanto tienes que pedir, para evitar sorpresas y que se puedan aprovechar de ti.
  • Prepárate para oír cualquier tipo de preguntas e intenta solucionarlas positivamente
  • Si pones algo en tu currículo, prepárate para defenderlo.

***********************************************
***********************************************



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...